Alopecia Fantástica

LAS NUEVE VIDAS DE LOUIS DRAX (2016)

louisdrax-banner

Título Original: The 9th Life of Louis Drax
Dirección: Alexandre AjaGénero/Subgénero: Adaptación moñas de novela 
Intérpretes: Jamie Dornan, Aiden Longworth, Sarah Gadon y Aaron Paul entre otros

Argumento: Louis Drax es un niño propenso a los accidentes mortales que lleva sufriendo incluso antes de salir del vientre materno. Tras tener un último accidente bastante más grave de lo habitual, el infante acaba en coma e ingresado en un hospital. Mientras se debate entre la vida y la muerte, una extraña criatura viene a visitarle mientras recuerda su corta vida antes de acabar postrado en esa cama.

Alexandre Aja parece ir abandonando el género de terror puro y duro de forma gradual. Tras dirigir Horns que ya era de corte más fantástico, regresa esta vez con estas vidas de Louis Drax que adapta de una forma bastante descafeinada, la maravillosa novela de Liz Jensen a la que sinceramente no le hace demasiada justicia ya que el rollo maternal reflejado en el libro es ligeramente distinto. Pero una película es algo diferente y todos sabemos que en raras ocasiones, la cosa plasmada en imágenes es 100% fiel a lo escrito en papel.

Así pues, nuestro director de marras crea una especie de batiburrillo a lo Tim Burton (al que parece querer imitar sin éxito) donde todo queda un poco a medias, un tanto colgado. Personajes que no tienen el peso, fuerza y presencia que deberían tener como la madre de Louis hasta personajes totalmente desdibujados como el de Jamie Dornan, llevados por una dirección plana y anodina que no consigue emocionar en exceso al espectador, quedando todo en algunos momentos simpáticos como el arranque del filme y otros más rocambolescos como el giro de trama, afectado especialmente por la mala mano de Aja que no ha sabido llevar la historia a buen puerto, ni con el pulso narrativo necesario, algo habitual en casi todas sus películas.

Si bien todo en conjunto no es algo tan malo como lo pintan en algunas críticas, lo que nos queda es una cinta muy justita y una adaptación bastante moñas de la obra de Liz Jensen. Como producto cinematográfico, no está mal y brinda una factura de lo más correcta. Tal vez en manos de otro realizador más talentoso, todo hubiese sido de otro color pero tenemos y queda lo que vemos. Ni más, ni menos. Para ver una vez está bien pero recomendamos mejor la lectura de Las Vidas de Louis Drax que deja mucho mejor sabor de boca. Esperamos que lo próximo del director sea algo mejor o más divertido, ya que en principio piensa flirtear con la ciencia ficción. Veremos que sale. Hasta entonces amigos de la web, cuidado con los accidentes y con las excursiones conyugales.