Caspa Siniestra

LAKE BODOM (2016)

bodom-lake

Director: Taneli MustonenGénero/Subgénero: Slasher/Juvenil
Intérpretes: Mimosa Willamo, Nelly Hirst-Gee y Mikael Gabriel entre otros

Argumento: En los años sesenta se sucedieron unos misteriosos asesinatos en el lago Bodom. Varias décadas más tarde, un grupo de jovenzuelos acampan en las inmediaciones del bosque donde ocurrieron los hechos y por lo visto no están solos. Parece ser que la historia está condenada a repetirse otra vez.

El director Taneli Mustonen se adentra en le género de terror con esta historia llegada desde Finlandia, que se debate entre un slasher al uso y un thriller juvenil con mala baba. El resultado lejos de ser una película innovadora, por lo menos se toma la molestia de sorprender en algún que otro punto al espectador, saliendo así airosa en su misión de entretener. Tal vez sobra alguna que otra explicación demasiado obvia en la historia de los adolescentes (como el rollo del bullying y las fotos, ya lo entenderán cuando la vean) y deberían explayarse más en hechos importantes como los asesinatos del Lago Bodom y su asesino, dos cosas que deberían ser el epicentro de todo aunque no lo acaban siendo. Salvo esto, Lake Bodom es un filme correcto que cumple en cuanto a muertes (por su parte slasher) y genera cierta angustia (en su parte thrilleresca) que no defraudará al espectador, aunque ya avisamos que los fans del género tampoco van a salir tirando cohetes con ella.

Caspa Siniestra

BUNNY: THE KILLER THING (2015)

Bunny The Killer Thing Double Poster

Director: Joonas MakkonenGénero/Subgénero: Conejos y rabos
Intérpretes: Enni Ojutkangas, Veera W. Vilo y Roope Olenius entre otros
Nivel de Caspa: Hiperseborrea

Argumento: Un hombre es secuestrado por unos criminales al servicio de unos científicos locos. Estos le inyectan una extraña sustancia y acaba mutando en un abominable conejo gigante que además, tiene ansias de sexo constantes, un rabo enorme que da vueltas y con el que persigue a los pobres turistas sin tregua. Una máquina de sexo y muerte incontrolable que parece que nadie es capaz de detener.

Muy pocas películas consiguen recopilar un nivel de caspa tal que sea para este sitio, un orgullo presentarlas. Pero “Bunny: The Killer Thing” ha conquistado el corazón y los genitales de “Caspa Siniestra” hasta las trancas. Y es que la película es tan bizarra, tan malsana y tan auténtica que es imposible no caer rendido ante semejante delicia. Películas de terror o cercanas al género de horror, protagonizadas por conejos gigantes hay pocas o más bien ninguna. El antecedente más directo podría ser “Donnie Darko” donde un adolescente tenía visiones y era aconsejado por este animal de gran tamaño. Aunque luego descubrimos el motivo de la aparición de este personaje que ya va por otros derroteros.

Joonas Makkonen demuestra con esta arriesgada, valiente y humorística producción finlandesa que no está todo dicho o visto en el género fantástico y de terror que tanto nos gusta. Este visionario realizador nos sumerge en una historia extraña con muchos elementos interesantes. Mad-doctors, perversiones de todo tipo, mutaciones y todo ello servido sin ninguna vergüenza o pudor. Los personajes también son también de lo más variopintos. Desde el gordito que quiere hacérselo con un negro, pasando por una lesbiana aterradora asesina de ardillas (mención especial por esto a la actriz Veera W. Vilo que está verdaderamente intensa en su papel) o acabando por ejemplo por el adolescente salido o el novio hipster que lleva las camisetas con vaginas dibujadas diseñadas por su novia.

Incluso con semejante panorama, es difícil imaginarse lo que acontece en esta fabulosa película donde no sabes nunca que es más malsano y diabólico, si el propio conejo mutante, asesino y violador de la historia o alguno de los personajes que llega a dar más grima que el mismo monstruo. Sea como sea, “Bunny: The Killer Thing” consigue su propósito al 100%. Entretener, crear mal rollo y como no, innovar. Habrá que estar atento a Jonas Makkonen a partir de ahora, ya que este hombre lleva algunos años volcado en el mundo de los cortometrajes y esta podría considerarse como su primera joya en el largometraje. Recordamos del mismo modo, que el filme está basado en un corto del mismo director y con el mismo título, fechado en el año 2011.