Afección Gafacaspa

THE NEON DEMON (2016)

Director: Nicolas Winding RefnGénero/Subgénero: Esoterismo plastificado
Intérpretes: Elle Fanning, Karl Glusman, Jena Malone y Keanu Reeves entre otros

Argumento: Una chica desea triunfar en su carrera como modelo, ya que es consciente de su limitada capacidad para trabajar en otros campos. Su belleza es palpable y su inocencia también, algo que encandila rápidamente a la industria. Aunque como es habitual, siempre hay envidias y peligros cuando alguien decide picar alto y eso es algo que la chica también está a punto de experimentar.

Nicolas Winding Refn es un director no apto para todos los públicos. Si más o menos, consiguió encandilarnos a todos con Drive y posteriormente consiguió dividir a las masas con su Only God Forgives, ahora el director nos presenta una historia puramente femenina centrada en el voraz mundo de la moda. Y tal vez este adjetivo, le viene de perlas a la crítica ya que es precisamente lo que el realizador ha conseguido plasmar a la perfección. La dureza y la competitividad que envuelve ese maquillado y oscuro universo donde puedes pasar fácilmente de ser alguien a desaparecer sin más, pasando por temas como los de la edad ya que los y las modelos (como todos sabemos) tienen fecha de caducidad y excepto casos muy concretos, se perpetúan más allá de la madurez.

A continuación, vamos ya a indagar de forma breve en el resto de la historia y en su simbología. The Neon Demon ha sido masacrada por ciertos sectores de la crítica y el público, así como elogiada. La verdad es que en el terreno del fantástico y el terror que es algo que envuelve la trama (ha desfilado también por festivales de estos géneros) todo queda muy a la pata coja. Aquí no vamos a buscar explicaciones a que si pasa esto o aquello en un momento concreto y nos pondremos en plan modernillos pedantes que aquí eso no nos va y tampoco estamos ante una obra de David Lynch para estar en ese plan. Podríamos decir que la parte esotérica de todo, la protagonizan los personajes de Jena Malone y sus secuaces que actúan como una especie de brujas modernas adorando a la tierra y la luna, a la vez que se deja entrever algún tinte de magia roja que tampoco va muy allá. Esto último en concreto, nos ha parecido de risa y totalmente prescindible ya que cualquiera que sepa algo sobre brujería y no vaya de postureo puro, estará o tendría que estar totalmente de acuerdo con que cuando este demonio de neón  imtenta ponerse algo más mágica o sobrenatural, no consigue un pedo.

Así que en resumidas cuentas y para ir terminando, tenemos una película muy estética, muy bien construida y cuidada al milímetro (eso no se puede negar) hipnótica en algunos planos e incluso molesta en otros (en el buen sentido) y con unas actuaciones bastante decentes, especialmente destacar a Elle Fanning que encandila sin piedad al igual que su personaje en el film y también es digna de mención esa niña prodigio que fue Jena Malone (Donnie Darko) o actores que han deambulado por el género de terror como Desmond Harrington (Wrong Turn, Ghost Ship) u otros algo más mainstream como Keanu Reeves. Por la parte menos buena pues eso, demasiado vacío argumental, esoterismo plástico y vacio y un demonio de neón que es representado en forma de videoclip, un mal trasladado aquí a un mundo de la moda algo hortera. Recomendada a admiradores del director y a gente que quiera visionar algo visualmente fascinante. Si buscan una historia de esta índole (moda, ambición, poder, belleza o misticismo) hay otros títulos que se comen a este con patatas.

Afección Gafacaspa

Crítica: DEVOLVER AL REMITENTE (2015)

return-to-sender-double

Título Original: Return to SenderDirector: Fouad MikatiGénero/Subgénero: Atracciones chungas
Intérpretes: Rosamund Pike, Shiloh Fernandez, Nick Nolte y Camryn Manheim entre otros

Argumento: Miranda es una de las enfermeras del centro hospitalario de una pequeña localidad. Un día cualquiera, es violada en el interior de su casa por el joven repartidor del correo local. Después de este fatídico hecho, esta comienza a visitar a su agresor y a sentir una extraña fascinación por él. Ahora víctima y verdugo, comenzarán una nueva historia de final inesperado para ambos.

Devolver al Remitente bien podría ser una de esos telefilmes de sobremesa que se utilizan como relleno para cubrir horas los fines de semana, por lo menos por su premisa argumental inicial. Sin embargo, esta producción está por encima de la media pese a no desbordar originalidad o tensión en todo su esplendor. Es una de esas historias más o menos bien construidas que cuenta con el apoyo de algunos diálogos acertados y sin duda la mayor baza de todas, recae en el impecable reparto principal. En él encontramos a la mujer perdida Rosamund Pike (que aquí demuestra una vez más ser una gran actriz, a pesar de llevar varios años ya en activo en esto de la meca del cine aunque no reconocida del todo hasta protagonizar el film de Fincher) a Shiloh Fernandez, el chico guaperas de Posesión Infernal (remake) la palomitera Caperucita Roja o la demente DeadGirl que siempre suele estar solvente allí donde se mete y a un vejete e irreconocible Nick Nolte que no necesita mucha presentación.

Básicamente, la película puede dividirse en tres partes. El inicio (totalmente de telefilme) con una mujer violada y su posterior drama, el desarrollo que comienza a ser bastante enfermizo con esa atracción hacia su agresor que no sabes muy bien por donde van a ir los tiros y el final que podría haber puesto más carne en el asador que incluye un puntito muy (pero que muy) soft de torture porn o algo similar pero cortándose muchísimo. En resumidas cuentas, Devolver al Remitente es rara de cojones y no se sabe muy bien a que público va dirigida. Para las amas de casa aburridas resulta demasiado pervertida, para los amantes del terror y el suspense es demasiado floja y para un espectador random puede ser algo malsana. Si no sabéis muy bien que ver alguna tarde o noche y no os seduce ningún género en especial, esta puede ser una opción viable. Para fanáticos de los thrillers retorcidos especialmente y para admiradores de la Rosamund y el Shiloh que están especialmente apetecibles en algunas escenas como la visita a la prisión vestida de blanco de una y el pajote del otro respectivamente.

Afección Gafacaspa

RASCACIELOS (2015)

High Rise Rascacielos

Director: Ben WheatleyGénero/Subgénero: Mal rollo vecinal
Intérpretes: Tom Hiddleston, Jeremy Irons, Sienna Miller y James Purefoy entre otros
Nivel de Caspa: Caspa Seca

Argumento: El doctor Robert Laing se traslada a vivir a un moderno edificio de apartamentos que alberga en su interior, a todo tipo de vecinos. La locura se va apoderando del edificio poco a poco, hasta volverlo un campo de batalla. La situación acabará siendo insostenible para unos y otros.

Presentada en varios festivales y estrenada en primicia en pantalla grande en la ciudad de Barcelona, hemos podido ver High-Rise, la última película del venerado director Ben Wheatley, responsable de títulos tan dispares como Turistas o A Field in England. La historia que se nos presenta es una adaptación de una novela homónima escrita por J. G. Ballard, responsable de hits del papel impreso como El Imperio del Sol o Crash, llevada a la pantalla por David Cronenberg. Si bien sabemos perfectamente que hay escritores que no son fáciles de adaptar, eso no es excusa para ofrecer un filme estéticamente impecable pero con un guión con lagunas evidentes que finiquita de una forma de lo más ambigua.

Antes hablamos de Crash y hay que decir que por muy extraño que sea en ocasiones el material a adaptar, a Cronenberg le salió algo muy notable adaptando al mismo escritor con el que se atreve Wheatley. Si bien se deja claro por dónde quiere o va a tirar la trama en un principio, en cierto punto esa premisa comienza a perderse, dejando de lado la ambigüedad y curiosidad creada en el espectador desde un comienzo. Después de mostrarnos las diferencias obvias entre clases sociales, los líos derivados de eso y la locura que se desata en el edificio de marras a ritmo de versiones de S.O.S de Abba (si, va en serio) todo termina de una forma algo incongruente y que te deja pues como que todo lo que has visto, te ha da un poco igual.

En el reparto encontramos a gente de la talla de Jeremy Irons, bellezas como la de Sienna Guillory o Sienna Miller, personajes llamativos y muy estilizados como el de James Purefoy, actores que reafirman su valía como Elisabeth Moss o Luke Evans y destacar al protagonista principal Tom Hiddleton visto en Thor o La Cumbre Escarlata, que hace creíble su rol dentro de lo que la historia adaptada le permite y si le perdonamos algunas escenas de anuncio de champú en las que hace gala de buen físico. En resumen, High-Rise en una historia coral hasta cierto punto bien llevada, que intenta ser demasiado compleja y eso le acaba saliendo rana. Puntos a favor para el diseño de vestuario, la estética retro-setentera y ese puntito de Art Déco que tiene todo el complejo. Recomendada para los que desean ver algo distinto aunque mejor vayan sin mucha expectativa, por si las moscas.

High Rise B

Afección Gafacaspa

CAROL (2015)

Carol Double Poster

Director: Todd HaynesGénero/Subgénero: Romance
Intérpretes: Cate Blanchett, Rooney Mara y Sarah Paulson entre otros
Nivel de Caspa: Caspa Seca

Argumento: Carol es una mujer acomodada en proceso de separación de su marido. Therese es una joven dependienta que trabaja en una juguetería rodeada de cacatúas. Un día como otro cualquiera, las vidas de estas dos personas se cruzan. Poco a poco, se va estableciendo un vínculo de amistad muy fuerte entre ellas, que da paso a un idílico romance femenino. Pero no todo irá de perlas en su particular historia de amor.

Carol es una excelente proposición cinematográfica que nadie debería perderse si ama realmente el cine. Y es que toda la película está rodada de manera exquisita en casi todos los apartados técnicos y Todd Haynes la lleva de un modo magistral. Pero la gracia del filme es la historia y el como está planteada. Lo que uno puede pensar en un principio, es que va a ver un romance lésbico que se ha salido de la tangente para abarcar un público más amplio, más mainstream. Algo que si ha ocurrido con el rollo transexual recientemente en La Chica Danesa o hace años con la chabacana Brokeback Mountain. Pero Carol no va por ahí. Primero que no intenta convencer al espectador de nada como en el primer caso o a satisfacer morbos baratos entre buenos actores, como ocurrió en el segundo caso.

Carol cuenta una historia lésbica de una forma tan inteligente que si se suprimiera cierta escena de sexo que hay en algún momento y que no es spoiler porque ya aparece en los tráilers promocionales, no sabríamos a ciencia cierta que grado de intimación sostienen las dos protagonistas principales. De hecho, es gracioso ver como en un momento de la trama en que Rooney Mara está en una tienda, se plantea lo del romance lésbico al ver precisamente a dos lesbianas de tomo y lomo en el lugar. Con lo de tomo y lomo, nos referimos a las típicas lesbianas cliché, que como en todo mundillo, sea lésbico, homosexual, heterosexual o en cualquier otro ámbito de la vida, hay situaciones o personas que lejos de ser algo atípico, forman como parte de un cuadro famoso. Uno muy visto del que se hacen réplicas y esto sucede también con las personas. Ya sea por su look o por ciertos comportamientos.

Y Therese, el personaje de Rooney Mara, está convencida de lo que siente por Carol pero su duda sobre su condición sexual flota en el aire. Como cuando le pregunta a su rollo masculino, si cree posible que una amistad entre hombres pueda ir más allá. El personaje de Carol es a la inversa. Es una mujer con una posición social que está como en un periodo de transición. Por un lado, está en un proceso de separación de su marido y por ende, del resto de los hombres. Así que podríamos decir que lo va teniendo todo un poquito más claro. Esa dualidad de juventud y dudas, con la madurez ya más relajada, es lo que une a ambas mujeres. Empiezan por una amistad estrecha y acaban por enamorarse. Y eso es lo más bonito de todo. Porque todo ocurre gradualmente. De forma lenta. También es un acierto la época en la que está enmarcada la historia. Curiosamente ciertos prejuicios de entonces, no distan mucho a los de hoy en día.

Carol es una historia estupenda que será apreciada con gente con un mínimo de sensibilidad y por cinéfilos inteligentes de todo tipo. De esos que no se rigen por opiniones ajenas y por supuesto, con buen gusto y criterio. Todd Haynes hace un trabajo fenomenal en esta película y es inevitable recordar con el visionado de este filme a su obra de 2002, Lejos del Cielo con la que guarda además, bastante parecido. Recordamos que allí era otra historia de “amistad” entre un jardinero negro y una señora de acomodada posición social, un poco como el personaje de la Blanchett aquí. Las actuaciones son de notable y no hace falta hacer demasiado inciso en ello, ya que el reparto destila calidad. Empezando por la sobriedad de Cate Blanchett (productora ejecutiva también aquí) o destacando a Rooney Mara en un papel alejada de reboots de pesadilla o remakes roñosos, donde puede demostrar (por fin) que tablas de buena actriz tiene de sobras.

Destacar entre los secundarios a Sarah Paulson (popular mayormente por la serie American Horror Story) o a Cory Michael Smith de la serie Gotham. También resaltar el magnífico score de Carter Burwell, un compositor excelente que nos brinda una banda sonora estupenda. Recordar que Carol está basada en una novela que escribió Patricia Highsmith en un principio bajo pseudónimo, titulada originalmente The Price of Salt, muy famosa durante la década de los cincuenta en círculos lésbicos de la época. La autora también ha abordado sexualidades confusas en otras de sus novelas como por ejemplo, en El Talento de Mr. Ripley también llevada al cine hace años con gran acierto.

Afección Gafacaspa

LA CHICA DANESA (2015)

Chica Danesa Doble Poster

Título Original: The Danish GirlDirector: Tom Hooper
Intérpretes: Eddie Redmayne, Alicia Vikander y Amber Heard entre otros
Género/Subgénero: Cambios de sexoNivel de Caspa: Caspa Seca

Argumento: Einar y Gerda son una feliz pareja de artistas que viven de forma acomodada. Mientras que Einar es bien reconocido en su trabajo, Gerda no corre su misma suerte. Un día en el que ella debe pintar un retrato y a falta de modelo femenina, usa a Einar como sustito para ese menester. Ocurre entonces que comienza a sentirse como una auténtica mujer.

Es complicado empezar a hablar de La Chica Danesa. Un título que debería ser algo mucho más complejo debido al tema que trata, pero que se limita a contar toda la historia Einar y Gerda de una forma bastante plana y académica. Esto último por supuesto, no es un inconveniente a la hora de hacerse con nominaciones varias, galardones o con alguna que otra estatuílla de turno. Y es que la ambientación es exquisita. El diseño de vestuario está realmente cuidado. La fotografía es bella y muy clara, casi pictórica en algunos tramos. La dirección está llevada sin sobresaltos de ningún tipo. El guión no arriesga en exceso y finalmente, las actuaciones van de la más pura corrección, hasta algo de sobreactuación por parte del actor principal que ha causado alguna que otra risotada en alguna que otra sala de cine.

Así pues, podemos deducir que La Chica Danesa tiene un apartado técnico casi impecable pero la historia que nos narra debería ser mucho más valiente y en algún que otro punto, incluso transgresora. Recordemos que se trata de un filme que debería romper moldes como lo harían los auténticos personajes en su época. Pero no. Apenas hay conflicto. La historia de amor entre Einar y Gerda es rutinaria. Cuando el amor se vuelve más fraternal cuando él pasa a ser Lili es bonita pero tampoco emociona en exceso. Los flirteos de Lili con otros hombres, son aburridos. Las operaciones de la época y los suplicios para pasar al cambio de sexo, apenas se muestran. Algo en lo que se debería haber puesto algo más de énfasis. En fin, que el envoltorio es precioso y casi perfecto, pero el contenido es poca cosa para lo que cabía esperar.

En la dirección nos encontramos al director Tom Hooper (Los Miserables, 2012) que parecía idóneo para llevar esta historia de época a la pantalla pero como hemos dicho, lo lleva todo con excesiva sobriedad. La elección de Eddie Redmayne fue bastante criticada por algunos grupos y colectivos expertos en estos temas y no era para menos. Como ya se ha dicho, hay momentos en que el actor hace gala de sensibilidad y buen hacer pero hay otros, que son un poco de vergüenza ajena con esas caras de empanadilla que llega a poner. Alicia Vikander recuerda un poco a la Salma Hayek de Frida y de hecho, algo en común guarda con aquel personaje también. Ambas pintoras, mujeres abriéndose camino en el mundo del arte, etcétera. En papeles secundarios, vamos a resaltar a la guapísima Amber Heard que demuestra ser cada vez más una mejor actriz y al siempre correcto Matthias Schoenaerts que está bastante activo últimamente en papeles hollywoodienses.

Así que para terminar, tan solo aclarar que esta historia transgénero gustará a espectadores mainstream que es el tipo de público al que va dirigido este caramelo, pobremente basado en los hechos reales originales y que no va muy allá en ninguno de los temas que debería retratar con más fuerza, valentía y soltura. No nos cabe duda de que hay cintas de temática LGBT que le dan mil vueltas a esta producción y que dejan el tema trans mucho más claro, tanto al que sepa de qué va, como al más perdido. Pero bueno, hay años en los que toca galardonar y dar visibilidad a este tipo de cine que en realidad, es mucho más prolífico de lo que el espectador medio puede pensar en realidad. Así que quién quiera pasar dos horazas con un drama de época de tintes clásicos y con una temática algo distinta (según el cine que uno esté acostumbrado a ver) pues puede ver mil maravillas en La Chica Danesa. Para los que quieran ver una historia introspectiva e íntima del tema transexual, pues mejor busquen otra cosa que esto puede quedar resumido en aquella canción de Marta Sánchez llamada De Mujer a Mujer. Por aquello de Libera tu corazón y sigue su inspiración que es lo que hace el Redmayne en la cinta. O lo intenta al menos.

Afección Gafacaspa

A PRIMERA VISTA (2014)

A Primera Vista Double Poster

Título Original: Hoje Eu Quero Voltar SozinhoDirector: Daniel Ribeiro
Intérpretes: Ghilherme Lobo, Fabio Audi, Tess Amorim, Isabela Guasco entre otros
Género/Subgénero: Despertares SexualesNivel de Caspa: Caspa Seca

Argumento: Leonardo es un adolescente ciego que sobrelleva bien su discapacidad y el día a día, a pesar de la sobreprotección de sus atentos padres. Su mejor amiga le ayuda en todo lo que puede. Pero Leo tiene un secreto y es que suspira por amor, por alguien que le dé su primer beso de verdad. A su escuela llega Gabriel, un joven simpático con el que no tarda en iniciar amistad. Las cosas se irán complicando poco a poco, cuando el deseo hace aparición.

Daniel Ribeiro dirigió hace unos años un cortometraje de éxito llamado prácticamente igual que su versión en largometraje. Este talentoso director, nos deleita con una historia de despertares sexuales que va más allá de una historia de amor gay pura y dura. Es cierto que también ese elemento está presente en la premisa y posterior desarrollo de lo que nos cuentan pero no podríamos afirmar tras ver el filme, que ese sea el auténtico motor de la trama. Esto va de amores juveniles, de confusión, de conexiones y sobretodo de paciencia. Algo de lo que hoy en día carecemos cuando alguien nos empieza a gustar. Si la cosa no va muy rápida o no es todo lo cómoda la situación que uno desea, pasamos a la siguiente persona que nos caiga en gracia, aniquilando cualquier deseo anterior.

Es por lo que se ha comentado antes que películas como esta deben aparecer de vez en cuando, para enseñar un poco a los más jóvenes que a veces vale la pena esperar. En A Primera Vista veremos también otros temas aparte de los típicos problemas entre chicos y chicas. Se incluye a un discapacitado como protagonista y comprobamos como pasa o vive ese periodo tan delicado de su adolescencia. Algo muy acertado y refrescante. También aunque de forma bastante suave, se incluye el tema del bullying escolar. El resto pues eso. Le gusto o no le gusto, las típicas fiestas juveniles y algún que otro embrollo hasta llegar al desenlace de todo. Buena mano del director adaptando su corto a largo y entrañables interpretaciones para esta producción brasileña que gustó mucho allá por donde pasó.

Afección Gafacaspa

TRUE LOVE WAYS (2014)

True Love Ways poster

Director: Mathieu SeilerGénero/Subgénero: Thriller/Cargadores de móvil/Bolsos
Intérpretes: Anna Hausburg, Kai Michael Müller y David C. Bunners entre otros
Nivel de Caspa: Aparición de escamas

Argumento: Una chica tiene un sueño. Un hombre que va en un coche descapotable blanco la besa y ella se despierta enamorada. Su novio es incapaz de entender este romance onírico y decide trazar un plan para recuperar el corazón de su amada, aunque de una forma bastante poco ética. Sin embargo, todo esto se torcerá y se volverá una sangrienta y violenta lucha por la supervivencia.

Excelente película alemana que hará que el espectador más impasible, acabe de los nervios de una manera u otra. “True Love Ways” es un curioso, romántico y visceral thriller que conduce al espectador por los verdaderos caminos del amor. Un filme que plantea temas interesantes en este aspecto y los vuelve del revés, encriptando cierta información en secuencias y planos con dobles sentidos que el espectador debe entender y resolver un poco a modo de rompecabezas.

Si esto último no se consigue, nos queda un estilizado filme en blanco y negro que narra una historia aparentemente sencilla, con momentos visuales muy bellos, algún que otro exceso salpicado en sangre y otros fluidos, una soberbia interpretación de la actriz principal y momentos de tensión con cargadores de móvil y bolsos rebeldes incluidos. Una sabia pero compleja mezcla de horror, humor, suspense y como no, amor.

Un título magnífico para tener muy en cuenta, especialmente si os gusta el cine arriesgado, experimental, un poco freak y de tono europeo. “True Love Ways” es una experiencia recomendada para los auténticos amantes del buen cine, una pequeña joya que no os dejará indiferentes.