Lucy (2014)

el

Lucy

Director: Luc Besson – Género/Subgénero: Acción femenina – Nivel de caspa: Caspa Seca
Intérpretes: Scarlett Johansson, Morgan Freeman, Min-sik Choi, Amr Waked y Analeigh Tipton entre otros.

Argumento: Lucy es una chica común envuelta en una mala situación. Retenida por unos matones contra su voluntad, deberá acceder a trabajar para ellos transportando drogas de dudosa procedencia. Si embargo algo falla y la sustancia que lleva dentro de su organismo, la convierte en una especie de mujer fatal con poderes psíquicos que se irán desarrollando cada vez más, llegando a consecuencias inimaginables.

Luc Besson ha demostrado a lo largo de los años que en cuestión de cine de acción es un verdadero crack, ya sea como productor o como director. En esta ocasión, nos trae una película realmente para disfrutar, con una acción bastante racionada pero con una trama que a pesar de ser una ida de olla bastante gorda, funciona y además a la perfección. Lo cierto es que buscar algo de lógica o coherencia científica a un producto así sería buscarle los tres pies al gato, así que simplemente desconecten de la realidad toda la duración de este film.

Scarlett Johansson es la estrella del cotarro y la verdad, como heroína de acción lo hace bastante bien. Por lo visto eso de salir en “Los Vengadores” y demás, le ha ayudado bastante para poder perfeccionarse en este tipo de papeles más físicos y rudos. Sinceramente y no por ningún morbo por la actriz ni nada, pero esta mujer queda mucho más redonda en este tipo de productos de tiros y puñetazos que en insulsas tragicomedias románticas o papeles similares de chica encantadora. Scarlett, dedícate a esto que molas mazo.

La trama arranca de forma vertiginosa, sin presentaciones de personajes, no otras florituras para perder el tiempo. Una chica está haciendo sus trapis en la recepción de un hotel, todo se complica, la secuestran y retienen para explotarla a su antojo. Los malos son malísimos. Las cosas no salen como esperan y a partir de la mutación o transformación de Lucy, todo es como una especie de tobogán de emoción donde el espectador no sabe que tipo de agua o piscina va a encontrar al final.

Buenos efectos especiales, una mujer fatal que va de sobrada con sus poderes sin perder la cabeza en ningún momento, nada de humor trasnochado o típico del cine de acción que a veces resulta detestable si no se lleva bien y una buena escena de persecución automovilística entre otras sorpresas nos espera en “Lucy”. Todo un acierto veraniego para hincharse a comer palomitas como un cerdo y disfrutar del espectáculo con esta pequeña nueva joya del cine de acción y ciencia-ficción. Muy recomendable para pasarlo en grande y olvidarse de las mierdas y limitaciones de la vida diaria de una persona corriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s