DEADPOOL (2016)

el

Deadpool Triple

Director: Tim MillerGénero/Subgénero: Superhéroes/Antihéroes
Intérpretes: Ryan Reynolds, Morena Baccarin y Ed Skrein entre otros
Nivel de Caspa: Picores y enrojecimiento

Argumento: Deadpool es un hombre enmascarado que viaja en un taxi que va en una dirección muy definida. La venganza. Un tiempo atrás, un malvado destruyó su vida sometiéndolo a tortuosos experimentos humanos. Ahora ha llegado el momento de tomarse la revancha y recuperar al amor de su vida.

Deadpool se definía a sí misma como una de las mejores películas de superhéroes del año. Si bien es cierto que el nivel (si nos centramos en estos últimos años y concretamente en lo distribuido por Fox) era más bien bajo. La productora de turno que no tiene un pelo de tonta, aprovecha la ocasión para lanzarse algunos dardos humorísticos que flotan por el guión y a la vez, se mete también con el mundillo del séptimo arte (de una forma muy light, eso si) e incluso con el propio protagonista del tinglado que es Ryan Reynolds. Esos guiños o toques de humor, dotan a la producción de atractivo para el público más mainstream y para los que no lo son tanto, pues tenemos una historia algo más violenta de lo habitual (o por lo menos hay escenas más sangrientas, aunque estén a cuentagotas) y que nos presenta a un personaje algo distinto, lo que es de agradecer.

En la dirección, encontramos al debutante Tim Miller que se estrena a lo grande en el largometraje con este filme y en el reparto, hay caras tan familiares como la de Ryan Reynolds o la televisiva Morena Baccarin vista en series tan conocidas como V, Homeland o Gotham. La química de sus respectivos personajes en la historia, no está nada mal. Hay un montaje sexual (un tanto metido con calzador) que hará las delicias de ellos y de ellas. La Baccarin está correcta como la chica de la película y Reynolds (aunque a veces es muy Reynolds) deja fluir al superhéroe de turno con normalidad, sin volverlo excesivamente en una caricatura de él mismo. Aunque sinceramente, el que se roba el protagonismo (es una pena que no se le haya dado más cancha en algunos puntos) es Ed Skrein que nos brinda a un villano fenomenal. Un malo de los que hacía tiempo que no se veían.

Así pues, podemos afirmar que si bien a Deadpool le falta en algunos pasajes algo de empaque como película, esto se compensa con otros elementos que dejan al espectador (hartito de superhéroes) con algo de esperanza respecto a este subgénero. Una historia con un fondo humano y algo atípico en productos de este estilo, buenas secuencias de acción y violencia, algo de sangre, algo de sexo y todo muy medido para ganarse la famosa calificación de turno y de esa manera, poder reunir al público más amplio posible. Parece ser que las cifras mandan, la gente ha respondido bien a la propuesta, el marketing ha funcionado mejor de lo previsto y el resultado final, habla por sí solo en general. Sin duda, es muy posible que tengamos continuación de todo esto, ya que cuando algo da dinerito, pues hay que explotar el filón. Esperamos que sigan en la línea correcta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s