GALAXY DESTROYER (1986 – 1988)

el

aviary-image-1578758650918.jpeg

Director: Brett PiperGénero/Subgénero: Ciencia Ficción CutrongaReparto: Matt Mitler, Denise Coward, Joe Gentissi, Cameron Mitchell y Deborah Quayle entre otros

Argumento: Harry Trent es un espía que roba una nave que le lleva a lugares recónditos de la galaxia. Lo que no se imagina es que criaturas alienígenas pretender invadir la tierra. Esta es la historia de un hombre que va a defender nuestro planeta y a los humanos al precio que sea.

Galaxy Destroyer es una de esas delicias de Serie Z de ciencia ficción tan propias de la década de los ochenta. Se trata de un subproducto que marcó época y que a pesar de contener momentos de basura cinematográfica inmunda, también nos brinda secuencias entrañables que no podremos borrar de nuestra mente. Curiosamente y a pesar de sus deficiencias, el título que nos ocupa tuvo secuela por lo que algo de interés tuvo que suscitar en los espectadores de aquel entonces. Estos dos filmes siguen una estética muy definida. Por un lado se emula a las películas de Mad Max y por otro a las cintas de sci-fi de esos años mozos. Las máscaras y maquillajes de las criatutras alienígenas de turno, son para salir corriendo. Lo curioso es que esa horror esperpéntico queda compensado por las criaturas gigantes que aparecen en ambos filmes que están rodadas con un glorioso stop-motion, muy homenaje al ya desaparecido Ray Harryhausen. Inolvidable en la primera película esa escena en la que el protagonista está haciendo el amor con una bella mujer y tiene que luchar en pelotas con un monstruo gigantesco o en la segunda parte que arranca con nuestro héroe en un futuro desolador que pelea con otro bichejo grandote del mismo estilo. Sea como fuere, si eres un friki de la vieja escuela y te va este rollo de cintas malonas, no puedes dejar pasar estas dos películas que han sido distribuidas y remasterizadas de forma gloriosa por Vinegar Syndrome. Ambos títulos contienen acción por doquier, efectos especiales para aplaudir o echar tomates podridos a la pantalla de tu televisor pero además, viene protagonizada por un héroe de pelo en pecho de esos que ya no quedan y por los que muchas mujeres se habrían quedado en bragas en el momento, década y lugar adecuados. En tu mano está recuperar este par de clásicos o dejarlos en el olvido. Que si, que los recuperes. Coño. Joder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .