CREEPOZOIDS (1987)

el

Director: David DeCoteauGénero/Subgénero: Apocalipsis caducado Reparto: Linnea Quigley, Richard L. Hawkins, Ken Abraham, Michael Aranda y Ashlyn Gere entre otros

Argumento: Un grupo de supervivientes de un desastre mundial encuentra refugio en un laboratorio subterráneo donde serán atacados por una criatura misteriosa que les perseguirá sin tregua. Además, el monstruo infecta a las células sanas del ser humano. Esto provoca una mutación que convierte a las personas en criaturas violentas que tienen sed de sangre.

Supuestamente y según esta película, a finales de los noventa teníamos que estar rebozados en lluvia radiactiva y hacer frente a la tercera guerra mundial. Crucemos los dedos porque el colapso de la humanidad, nunca se sabe por donde va a llegar. Igualmente y aunque en la época en la que se basa este filme pues las cosas no estaban tan horrendas, cabe la posibilidad en la que en un futuro no muy lejano, tengamos que enfrentarnos a mutaciones de laboratorio y tengamos que salir por patas cuando veamos a un bebé rojizo con los colmillos afilados que pretende mordernos el culo. Creepozoides es una pequeña maravilla que se ha ganado con el tiempo el título de cinta de culto porque elementos para ello, no le faltan. La trama tiene ecos de Alien, Estoy Vivo y también de anuncios de cereales con muy mala leche. Y nunca mejor dicho. Además en su reparto tenemos a la mítica Linnea Quigley y tras las cámaras al maestro de la Serie B, David DeCoteau. Más no se puede pedir. Una caspa clásica como la copa de un pino. ¿Alguien se resiste aún a su encanto?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.