Alopecia Fantástica

LAS NUEVE VIDAS DE LOUIS DRAX (2016)

louisdrax-banner

Título Original: The 9th Life of Louis Drax
Dirección: Alexandre AjaGénero/Subgénero: Adaptación moñas de novela 
Intérpretes: Jamie Dornan, Aiden Longworth, Sarah Gadon y Aaron Paul entre otros

Argumento: Louis Drax es un niño propenso a los accidentes mortales que lleva sufriendo incluso antes de salir del vientre materno. Tras tener un último accidente bastante más grave de lo habitual, el infante acaba en coma e ingresado en un hospital. Mientras se debate entre la vida y la muerte, una extraña criatura viene a visitarle mientras recuerda su corta vida antes de acabar postrado en esa cama.

Alexandre Aja parece ir abandonando el género de terror puro y duro de forma gradual. Tras dirigir Horns que ya era de corte más fantástico, regresa esta vez con estas vidas de Louis Drax que adapta de una forma bastante descafeinada, la maravillosa novela de Liz Jensen a la que sinceramente no le hace demasiada justicia ya que el rollo maternal reflejado en el libro es ligeramente distinto. Pero una película es algo diferente y todos sabemos que en raras ocasiones, la cosa plasmada en imágenes es 100% fiel a lo escrito en papel.

Así pues, nuestro director de marras crea una especie de batiburrillo a lo Tim Burton (al que parece querer imitar sin éxito) donde todo queda un poco a medias, un tanto colgado. Personajes que no tienen el peso, fuerza y presencia que deberían tener como la madre de Louis hasta personajes totalmente desdibujados como el de Jamie Dornan, llevados por una dirección plana y anodina que no consigue emocionar en exceso al espectador, quedando todo en algunos momentos simpáticos como el arranque del filme y otros más rocambolescos como el giro de trama, afectado especialmente por la mala mano de Aja que no ha sabido llevar la historia a buen puerto, ni con el pulso narrativo necesario, algo habitual en casi todas sus películas.

Si bien todo en conjunto no es algo tan malo como lo pintan en algunas críticas, lo que nos queda es una cinta muy justita y una adaptación bastante moñas de la obra de Liz Jensen. Como producto cinematográfico, no está mal y brinda una factura de lo más correcta. Tal vez en manos de otro realizador más talentoso, todo hubiese sido de otro color pero tenemos y queda lo que vemos. Ni más, ni menos. Para ver una vez está bien pero recomendamos mejor la lectura de Las Vidas de Louis Drax que deja mucho mejor sabor de boca. Esperamos que lo próximo del director sea algo mejor o más divertido, ya que en principio piensa flirtear con la ciencia ficción. Veremos que sale. Hasta entonces amigos de la web, cuidado con los accidentes y con las excursiones conyugales.

Caspa Siniestra

Review Vintage: LA MALDICIÓN DE MORELLA (1990)

The Haunting of Morella

Título Original: The Haunting of MorellaDirector: Jim WynorskiGénero/Subgénero: Brujería/Posesión
Intérpretes: Nicole Eggert, David McCallum, Lana Clarkson, John O’Leary y Maria Ford entre otros

Argumento: Morella es una mujer que acaba ardiendo en la hoguera por sus prácticas de magia mezclada con artes oscuras. Su marido acaba al cuidado de la hija de ellos y con los años, se convierte en una bella mujercita. Lo que nadie sabe es que el espíritu de Morella quiere volver de entre los muertos y para ello, no dudará en tomar el cuerpo de su hija si es necesario.

Adaptación bastante libre del relato de Edgar Allan Poe que comienza de una forma bastante decente en su primer tramo de trama argumental que además, está filmado de forma sobria y se aprecia buena ambientación y vestuario. El problema es que la cosa no tarda en degenerar con un único fin y es el de mostrar sexo lésbico, tetas y desnudos en pantalla, convirtiendo a esta Morella en la típica historia de cine de medianoche erótico con temática de época de fondo por lo que la trama sobrenatural, acaba relegada a un segundo plano y el espectador que buscaba terror gótico, como que le acaba importando un pimiento lo que les ocurra al final a los personajes.

Detrás de esto, se encuentra el director Jim Wynorski que se toma el tema en serio durante 15 o 20 minutos de metraje para luego pasar a lo que ya hemos comentado. Este hombre es el artífice de pequeños títulos de culto de Serie B como KillBots (Chopping Mall, 1986) o El Regreso de la Cosa del Pantano (1989) así como alguna secuela de Ghoulies. En el reparto encontramos a la vigilanta de la playa Nicole Eggert, David McCallum (de la serie en la que se basó Operación U.N.C.L.E) John O’Leary (Engendro Mecánico, 1977) o Lana Clarkson que realizó una mini-aparición en El Precio del Poder (Scarface, 1983) entre otros actores y actrices. Recomendada a curiosos de adaptaciones de Poe (que se llevarán las manos a la cabeza, sin duda) o fanáticos de la serie b de principios de los noventa o finales de los ochenta.

Afección Gafacaspa

RASCACIELOS (2015)

High Rise Rascacielos

Director: Ben WheatleyGénero/Subgénero: Mal rollo vecinal
Intérpretes: Tom Hiddleston, Jeremy Irons, Sienna Miller y James Purefoy entre otros
Nivel de Caspa: Caspa Seca

Argumento: El doctor Robert Laing se traslada a vivir a un moderno edificio de apartamentos que alberga en su interior, a todo tipo de vecinos. La locura se va apoderando del edificio poco a poco, hasta volverlo un campo de batalla. La situación acabará siendo insostenible para unos y otros.

Presentada en varios festivales y estrenada en primicia en pantalla grande en la ciudad de Barcelona, hemos podido ver High-Rise, la última película del venerado director Ben Wheatley, responsable de títulos tan dispares como Turistas o A Field in England. La historia que se nos presenta es una adaptación de una novela homónima escrita por J. G. Ballard, responsable de hits del papel impreso como El Imperio del Sol o Crash, llevada a la pantalla por David Cronenberg. Si bien sabemos perfectamente que hay escritores que no son fáciles de adaptar, eso no es excusa para ofrecer un filme estéticamente impecable pero con un guión con lagunas evidentes que finiquita de una forma de lo más ambigua.

Antes hablamos de Crash y hay que decir que por muy extraño que sea en ocasiones el material a adaptar, a Cronenberg le salió algo muy notable adaptando al mismo escritor con el que se atreve Wheatley. Si bien se deja claro por dónde quiere o va a tirar la trama en un principio, en cierto punto esa premisa comienza a perderse, dejando de lado la ambigüedad y curiosidad creada en el espectador desde un comienzo. Después de mostrarnos las diferencias obvias entre clases sociales, los líos derivados de eso y la locura que se desata en el edificio de marras a ritmo de versiones de S.O.S de Abba (si, va en serio) todo termina de una forma algo incongruente y que te deja pues como que todo lo que has visto, te ha da un poco igual.

En el reparto encontramos a gente de la talla de Jeremy Irons, bellezas como la de Sienna Guillory o Sienna Miller, personajes llamativos y muy estilizados como el de James Purefoy, actores que reafirman su valía como Elisabeth Moss o Luke Evans y destacar al protagonista principal Tom Hiddleton visto en Thor o La Cumbre Escarlata, que hace creíble su rol dentro de lo que la historia adaptada le permite y si le perdonamos algunas escenas de anuncio de champú en las que hace gala de buen físico. En resumen, High-Rise en una historia coral hasta cierto punto bien llevada, que intenta ser demasiado compleja y eso le acaba saliendo rana. Puntos a favor para el diseño de vestuario, la estética retro-setentera y ese puntito de Art Déco que tiene todo el complejo. Recomendada para los que desean ver algo distinto aunque mejor vayan sin mucha expectativa, por si las moscas.

High Rise B