BOLERO (1984)

el

Bolero Double Uncut

Director: John DerekNivel de Caspa: Aparición de escamas
Intérpretes: Bo Derek, George Kennedy, Andrea Occhipinti y Ana Obregón entre otros
Género/Subgénero: Vírgenes cachondas

Argumento: Una virgen adolescente y universitaria caliente, emprende un sudoroso viaje para perder su inocencia con el primer casanova buenorro que se cruce en su camino. Con la ayuda de una amiga y de su leal chofer, la candorosa estudiante intentará que su selva negra sea al final conquistada por algún apuesto caballero.

Bolero es una película erótica ochentera que tiene bastante delito y que desde un buen principio, ya se intuye el gran despropósito que el espectador está a punto de visionar. Para empezar, no es muy normal el tipo de papel que hace Bo Derek. Y es que después de ser “10, La Mujer Perfecta” no es muy coherente que aquí haga de adolescente virgen. Y para terminar, su actuación es para salir corriendo. Así de simple. Entre las caras de loca que pone (tratando de darle veracidad a su candoroso personaje) y los vergonzosos diálogos que hay que ir aguantando, pues apaga que nos vamos. Por otro lado, nos encontrábamos también al pobre George Kennedy que pone una cara permanente de “¿Dónde demonios me he metido?” y para terminar, tenemos a la amiga de la protagonista que está encarnada por la diosa del entretenimiento televisivo español, Ana Obregón. El único que se salva es el pobre Andrea Occhipinti que queda bien como galán pero en menudo bodrio se fue a meter.

Bolero 1

En la dirección tenemos a John Derek (Si, el apellido no es casual) que estuvo casado con la sexy Bo. Pero lo más interesante es quién perpetró tal magna boñiga. Ni más, ni menos, que Menahem Golan y Yoram Globus. Si, el mítico dúo de la productora Cannon. Estos insistieron en que la película fuera muy caliente y seguramente fueron los responsables de escenas metidas sin ton ni son, como la inicial con Bo Derek bajándose las bragas mientras sale correteando por el campus de la universidad, los bailecitos del vientre con fluidos corporales o el mítico polvazo final con una iluminación y fotografía que equivaldría (hoy en día) a algún filtro de Instagram. Bolero es sin duda un esperpento que no hay que dejar de ver. Por lo menos debe desfilar por vuestras retinas, una vez en la vida. Las razones para no dejar de verla son bien claras. Hay tetas, sexo y culos metidos con calzador. Algo que cualquier amante de antaño de los erotismos de sesiones de medianoche, agradecerá y mucho. Una buena secreción erótica que os costará de olvidar por motivos obvios.

Bolero 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s